¡Ajusta correctamente tus suspensiones!

A medida que han pasado los años, las suspensiones en el mundo del MTB se han vuelto cada vez más complejas. El mercado nos ofrece productos que cada vez tienen más ajustes, pero ¿cómo ponemos todo a funcionar correctamente? Seguro que más de uno se ha encontrado bloqueado al ver que sus suspensiones tienen 4, 5 ó 6 ajustes sin saber por dónde empezar. Pues bien, la idea de este artículo es explicar un poco para qué sirve cada uno de ellos.

Primero. El SAG

Seguro que a todos os suena esto del SAG, pero ¿qué significa? El SAG no es otra cosa que el porcentaje de cuánto se hunde la bici cuando nos ponemos encima. Por ejemplo, si nuestra horquilla tiene 160 mm, un 20% de SAG serían 32 mm (160 x 0,2 = 32).

Para una horquilla, el SAG que se recomienda es entre el 15 y el 20%. Mientras que para un amortiguador, el SAG recomendado varía entre el 25 y el 30%.

Nos sentamos en la bici, con el ajuste de compresión abierto, y vemos cuánto se hunde teniendo la junta tórica como referencia para nuestras mediciones. Si el porcentaje de SAG es mayor del que buscamos, debemos añadir aire o poner un muelle más duro. Y al revés, si el porcentaje de SAG es menor del que buscamos, debemos quitar aire o poner un muelle más blando.

Importante: el SAG ha de ser el primer ajuste que hagamos en nuestras suspensiones y, además, es el ajuste principal porque el SAG se ajusta con la presión de aire y de ésta dependen todos los demás ajustes que veremos a continuación.

Segundo. El rebote

El ajuste de rebote modifica la velocidad de extensión de la horquilla después de recibir un impacto. Un rebote demasiado rápido provoca descontrol e inestabilidad. Mientras que, por el contrario, un rebote demasiado lento limita la capacidad de recuperarse de la suspensión ante baches sucesivos, con lo que la bici no va a ser capaz de “leer” el terreno corectamente.

Importante: Con el ajuste hacia el + el rebote se vuelve más lento. Con el ajuste hacia el – el rebote se vuelve más rápido.

Rebote de baja velocidad

Es el ajuste de la velocidad de extensión tras recibir un pequeño impacto, y también mientras pedaleamos. El rebote de baja velocidad sirve para evitar oscilaciones no deseadas con el pedaleo y para dar estabilidad a la bici ante baches pequeños.

Nota: cuando una suspensión sólo posee 1 ajuste de rebote, ese será el de baja velocidad.

Rebote de alta velocidad

Es el ajuste de la velocidad de extensión tras recibir un impacto fuerte, dónde se usa una gran cantidad de recorrido. El rebote de alta velocidad se usa para limitar el que la bici nos “escupa” demasiado tras impactos fuertes como puede ser un salto o un bache grande, pero a la vez tiene que permitir que la bici se recupere pronto para absorber baches sucesivos.

Rebote en baja y en alta velocidad. Amortiguador FOX X2.

Un único control de rebote. Rebote en baja velocidad (horquilla).

Tercero. La compresión

Los ajustes de compresión funcionan como los ajustes de rebote pero al revés. Controlan la velocidad a la que se comprime la horquilla, estableciendo un freno hidráulico en la dirección de compresión.

Importante: con el ajuste de compresión hacia el + la suspensión se pone más firme, mientras que con el ajuste de compresión hacia el – la suspensión se vuelve más suave.

Compresión en baja velocidad

Es el ajuste de compresión que afecta a pequeños impactos y oscilaciones del pedaleo. Se trata de buscar un equilibrio entre sensibilidad para los baches pequeños y un control de la oscilación de la suspensión cuando pedaleamos.

Nota: cuando una suspensión sólo tiene un ajuste de compresión, éste suele ser el de baja velocidad. En algunos casos el ajuste de baja velocidad es una palanca con 2 ó 3 posiciones, en otros casos un ruleta con clicks.

Compresión en alta velocidad

Es el ajuste de compresión que afecta a grandes impactos. Se trata de que la suspensión no se hunda demasiado para que trabaje bien en impactos sucesivos y también sirve para el control del tope.

Compresión en baja y alta velocidad. Amortiguador FOX X2.
Un sólo ajuste de compresión. Compresión en baja velocidad de 3 posiciones (horquilla).

¿Cúal es el ajuste idóneo de rebote y compresión?

Ahora que ya explicamos para que sirven el rebote y la compresión, tanto en baja como en alta velocidad, nos queda lo más difícil: ¿cómo ponemos cada ajuste?.

Debemos aclarar que estos ajustes son algo muy personal, ya que a unas personas le gustan las suspensiones más rápidas, a otras más lentas, a unas más firmes y a otras más suaves… Pero para todo hay un término medio, y a veces en la documentación de nuestras suspensiones nos encontramos con puntos de partida, o settings recomendados, en función de la presión que hayamos metido para ajustar el SAG.

A continuación vamos a ver la tabla de settings recomendados para un FOX X2, el cual posee los 4 ajustes de rebote y compresión en baja y en alta velocidad. Entramos en la tabla con la presión que hayamos metido y nos da una recomendación del número de clicks de cada ajuste.

Tabla de ajustes recomendados FOX X2.

Como veis es una tabla muy completa donde tenemos un punto de partida para cada ajuste. No todas las marcas ofrecen tanta información, así que si tenéis una suspensión FOX se podría decir que estáis de enhorabuena, porque con la tabla es muy fácil, pero sin ella todo esto puede ser una tarea muy complicada.

Cuarto. La progresividad

Ahora que ya tenemos ajustado el SAG, el rebote y la compresión, nos queda el último ajuste. La progresividad.

Para entendernos, la progresividad sería la dureza de la suspensión en el último tramo del recorrido. Una suspensión progresiva es más dura al final que al inicio del recorrido. La progresividad en una suspensión es lo que evita que se use más recorrido del necesario, y evita o suaviza los temidos topes en los impactos más fuertes.

La progresividad se ajusta con unos espaciadores de volumen, comúnmente llamados “tokens”. Cuantos más tokens pongamos dentro de nuestra suspensión, más progresiva se volverá. Por lo tanto, si una vez ajustado el SAG, rebote y compresión, usamos demasiado recorrido o hacemos topes con facilidad, nos convendrá añadir tokens para compensarlo.

En la siguiente gráfica, vemos como en la línea roja (número máximo de tokens) la fuerza necesaria para llegar al tope es mucho mayor que en la línea amarilla (sin tokens).

Importante: debemos consultar siempre el manual de nuestra suspensión para la correcta instalación de los tokens, pues hay que desmontar ciertas partes hasta llegar al interior de la cámara de aire. Y también debemos tener en cuenta que siempre hay un número máximo de tokens que podemos instalar. Por favor, consulta tu manual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.